México

Cae presunto participante en secuestro de hija de Nelson Vargas

La noche del martes se logró la captura de uno de los presuntos secuestradores de la hija del empresario Nelson Vargas.

Elementos de la Policía Federal de Argentina lograron el arresto de Iván Silvio Gabriel Pisacco, de 49 años de edad, quien presuntamente participó en el plagio de Silvia Vargas Escalera, asesinada por sus captores en 2007.

Este hombre tenía la petición de captura internacional por parte de la Interpol.

De acuerdo con la extinta Procuraduría General de la República, Iván Silvio Gabriel Pisacco habría Sido el fiador del contrato de renta donde mantuvieron en cautiverio a la víctima en la colonia San Miguel Xicalco, alcaldía Tlalpan.

El secuestro de la hija de Nelson Vargas

Era el 10 de septiembre del año 2007 cuando Silvia Vargas Escalera fue secuestrada mientras se dirigía a la escuela. Tiempo después se revelaría que los secuestradores pertenecían a una banda que se hacía llamar ‘Los Rojos’.

Alrededor de las 6:30 de la mañana Silvia fue secuestrada mientras estaba en camino al Colegio Alexander Bain, en la colonia Las Águilas.

Nelson Vargas, padre de la joven, intentó comunicarse con ella en varias ocasiones sin tener éxito, hasta que una voz de hombre le respondió la llamada desde el celular de su hija.

Fue entonces que le informaron que Silvia Vargas estaba secuestrada y que el monto para liberarla era de tres millones de dólares.

Tras varios días de negociaciones, el 27 de septiembre el empresario sostuvo la última comunicación con los captores de su hija de los que no se supo nada más.

Ellos le dijeron que no le iban a dar una prueba de vida y que ya no volverían a marcar.  Más de un año después, en diciembre de 2008, el cadáver de Silvia fue encontrado en una casa de seguridad ubicada en San Miguel Xicalco, Tlalpan.

¿Quiénes eran Los Rojos?, secuestradores de Silvia Vargas

La banda de secuestradores llamada Los Rojos estaba liderada por Cándido Ortiz González y sus hermanos Miguel, Raúl y Óscar, éste último era chofer de Silvia.

Información recabada por la entonces Policía Federal indicaba que Los Rojos comenzaron a secuestrar desde 1996 hasta 2008 y están relacionados con al menos 11 denuncias en el ámbito federal, entre ellas por el caso de Silvia Vargas.

La zona de operación de esta banda era la zona poniente y sur de la Ciudad de México, especialmente en las zonas residenciales de alto poder adquisitivo.

Los arrestos

Casi dos años después del secuestro, el 28 de julio de 2009, fueron detenidos en Veracruz Cándido Ortiz González, comandante Blanco, y su hermano Miguel, comandante Tigre, presuntos líderes de Los Rojos.

En esa ocasión también fueron capturados Luis Antonio Ricalde Murcia, El Chabelo, y José Antonio Estrada, El queso de puerco, encargados del cuidado de las víctimas.

Nelson Vargas acusó a Oscar Ortiz González, su chofer, de planear el secuestro y asesinato de Silvia. Dos días después la Policía Federal capturó a Raúl Ortiz González, “el corazón de la banda”, como le denominó Vargas.

El Azul, como le apodaban, negociaba y cobrara el dinero de los rescates.

Isidro Solís Medina, El Chilo, integrante de la banda, fue liberado, aunque a Vargas nunca le constó que haya participado en el secuestro de su hija.

También fueron detenidos Jorge Luis Terán Oela, El Primo, y Martín Enríquez Monroy, El Chelas, quien custodió y alimentó a Silvia Vargas dentro de la casa de seguridad. Además, llevó a las autoridades hasta donde Silvia estaba enterrada bajo una lápida.

El Chelas es el único de los secuestradores sentenciado por el plagio y asesinato de Silvia.

Así llegamos hasta el 27 de mayo de 2014, fecha en la que un juez lo condenó a 52 años y seis meses de prisión por los delitos de secuestro y delincuencia organizada.

Related Articles